La Física Cuántica en La Medicina por Dr. José Caballero G.

(De cómo debemos entender la física de las probabilidades en la enfermedad)



Wikipedia nos dice que: La mecánica cuántica es una disciplina de la física encargada de brindar una descripción fundamental de la naturaleza a escalas espaciales pequeñas.


La física cuántica o mecánica cuántica es la ciencia que estudia como se comporta la materia a nivel molecular y en este nivel todo es posible, lo que nos permite empezar a entender la ley de las probabilidades. Por lo tanto, la física cuántica nos permite empezar a comprender que a nivel anatómico todo es posible y todo es probable que suceda.

La física cuántica surgió para comprender lo que es imposible explicar para la física clásica y surgió a principios del siglo XX, en la mente de Max Planck, el cual planteó que la energía se propaga en “cuantos o quantum”. Al mismo tiempo se descubrió que la luz y la materia puede comportarse como partícula (materia) y como onda (energía) y que este comportamiento es determinado por el efecto de un observador.

Trasladados estos conceptos a los seres humanos, nos permite comprender como todos los individuos, con nuestra simple observación y nuestra presencia, podemos influir en las personas que convivimos y observamos. Nuestra observación (energía) es la fuerza consciente que influye sobre la materia (cuerpo).


La teoría cuántica se ha aplicado en la medicina en el terreno de la cirugía laser y la exploración radiológica, además nos permite entender porqué una enfermedad tiene múltiples probabilidades de comportarse en cada enfermo. Esto nos permite reconocer y comprendemos el concepto médico antiguo: “Hay enfermos y no enfermedades”.

La probabilidad de que una misma enfermedad se manifieste de forma diferente en cada paciente, es debido a que cada individuo está afectado en sus propias circunstancias por múltiples factores físicos (materia orgánica) y no físicos o energéticos (mentales, emocionales y relacionales) .

Si tomamos en cuenta el primer principio de la termodinámica que habla de la conservación de la energía: “La cantidad total de energía permanece invariable en el tiempo y no se destruye, solo se puede transformar en otra forma de energía”.

Seamos conscientes de este poder energético que yace en nuestro interior y que nos puede permitir transformar lo que observamos conscientemente.


De tal manera, que las distintas energías a las que está expuesto el ser humano, permite que la enfermedad se manifieste de una forma diferente en cada individuo, puesto que todas las circunstancias y energías que lo rodean son diferentes. El medio ambiente y sus energías a las que estamos sometidos, influyen de tal manera que la energía resultante altera nuestro estado físico,es decir la energía transforma nuestra materia (órganos, genética, sistema inmunológico) .

Finalmente debemos tener consciencia que nuestra energía modifica no solo nuestra propia materia orgánica e inorgánica, sino la materia de las personas que observamos. Es por ello, que procuro invitar a mis pacientes a que estén siempre conscientes de este poder que poseen para que, de forma intencionada, dirijan toda su energía transformadora hacia la curación.

La metodología que propondré en próximos art´culos y que es la PsicoInmunoDesensibilización, permitirá aplicar estos conceptos a través de diversas técnicas y permitiran al paciente actuar, no solo como observador consciente, sino como protagonista de su propia salud.

En próximos artículos ampliaré estos conceptos, para que consigas darles una utilidad práctica. Mi intensión es que al final puedas mejorar no solo tu salud, sino además, logres alcanzar el perfecto estado de bienestar de tu familia.